Cuando tenemos una caldera instalada en nuestra empresa o fábrica, hay determinados puntos que nos interesan saber y estar al tanto sobre ellos. Conocer por ejemplo las técnicas de ahorro energético para el tratamiento de aguas es uno de ellos. Así, vamos a poder poner la caldera a trabajar de la forma más adecuada.

Qué técnicas de ahorro energético existen

Veamos algunas de las técnicas de ahorro energético más importantes que existen en la actualidad.

Recuperación de condensados

Cuando el vapor se ha convertido en agua, a ese hecho se le llama condensado. Hasta que no aparecieron las calderas de vapor, los condensados eran desperdiciados.

Sin embargo ahora, si el condensado que se genera no está contaminado, entonces se lo puede enviar a la torre de desgasificación. En el caso de que el condensado sí esté contaminado, entonces se debe de tratar previamente en la planta de desmineralización.

Purgas

Es otra de las técnicas de ahorro energético para el tratamiento de aguas. Ya sea que la caldera que se use sea de baja o de alta presión, algo que siempre sucede es la purga. En muchos casos, es una acción un tanto descuidada o que no se hace de forma correcta.

Generalmente estas cuestiones suceden por el hecho de que los operadores no tienen muy en claro para qué se utiliza la purga. En definitiva, la purga es importante con el fin de poder mantener las sales y eliminar el agua que queda a través de la purga.

Cuando realizamos la purga, lo que sucede es que hay cierta pérdida de calor, por ello es que es una operación que se tiene que realizar con mucho cuidado para tener un ahorro energético.

Si la purga se hace de forma excesiva, entonces los niveles de sólidos de la caldera bajarían demasiado y por lo tanto, habría grandes pérdidas de calor. Hará falta aplicar más energía eléctrica general con el fin de alimentar la bomba de agua.

Si por el contrario, la purga es menor de la necesaria en la caldera, entonces, la concentración de sólidos puede hacer que se convierta en un peligro en el funcionamiento propio de la caldera.

En cualquiera de esos dos casos, habrá un incremento considerable de energía, por lo que si queremos ahorrar energía en el tratamiento de aguas, es fundamental que la purga de la caldera de vapor se haga correctamente.